Descripción del proyecto

El Día Internacional de la Niña fue designado en 2011 por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 66/170. Hoy lo reivindicamos en plural, con el objetivo de subrayar la multiplicidad de experiencias que atraviesan las niñas. Es un día para promover sus derechos, pero también para visibilizar las numerosas condiciones de violencia e injusticia que aún signan la vida de muchas de ellas.

Lamentablemente, muchas niñas se encuentran expuestas a penosas situaciones de pobreza, desigualdad, discriminación, maltrato, prejuicio, sexismo, violencia sexual y maternidades forzadas. Existe una deuda social y generacional con las niñas que deben crecer en medio del machismo y la misoginia, en un orden que las invisibiliza totalmente del espacio público. Se torna por ello urgente intensificar la sensibilización en la sociedad, y exigir a los Estados garantías para los derechos de las niñas. Las instituciones públicas tenemos, sin dudas, un rol fundamental en dicha tarea.

Es, asimismo, necesario promover condiciones de empoderamiento de las niñas. Resulta preciso cambiar el mundo, reimaginar un horizonte social, político, económico y ambiental mejor, con la inspiración y participación protagónica de niñas y adolescentes. Un mundo en el que se sientan motivadas y reconocidas, en el que se respeten sus derechos, en el puedan crecer libres y seguras. Un mundo en el cual los adultos y adultas sean promotores y facilitadores de su bienestar, de su bienvivir, que no es otra cosa que un hecho colectivo.

La Facultad de Psicología invita a construir en comunidad un presente y un futuro en el cual las niñas puedan crecer sanas, fuertes, seguras, informadas sobre sus derechos, sabiéndose sujetas de derecho y también actoras sociales y políticas. Soñemos y abonemos un presente y un futuro de equidad, de justicia social, de garantía de derechos. DE ALEGRÍA, DE FELICIDAD, DE SUEÑOS POSIBLES.