Descripción del proyecto

La pandemia ha puesto en crisis diversos sistemas que regulaban nuestros procesos de socialización, y el sistema educativo no está exento. A nivel global y las universidades en particular, atravesamos debates y preguntas en torno a si es posible sostener los procesos de enseñanza y aprendizajes en formatos diferentes a los que estábamos acostumbrados/as.

Nuestra facultad apostó a reinventarse, sostener la formación y el encuentro entre la comunidad, pese a las dificultades. A lo largo de estos meses como comunidad hemos atravesado cientos de desafíos para encarar el año académico. Todos/as hemos puesto mucho esfuerzo; se trabajó incansablemente en sostener los procesos académicos en la virtualidad, continuar con las clases, garantizar la cursada, pensar otras estrategias de enseñanza y aprendizaje; reinventarnos para sobreponernos a un año difícil. Fue así que logramos lo que hoy tenemos como ganancia colectiva, los procesos académicos siguen su curso.

Estos procesos no se construyeron sin tensiones; en el camino atravesamos debates sobre el uso de plataformas de control y vigilancia para los exámenes; y la Facultad apeló a su tradición mirando a los y las estudiantes como sujetos activos/as y responsables en el proceso de enseñanza-aprendizaje; en lugar del control se propusieron otras estrategias pedagógicas, que nos permitieran fortalecer los vínculos de confianza que supimos construir.

En este sentido, queremos reforzar este espíritu, para que las experiencias sean aún mejores, enriquecidas, debemos reflexionar y apelar a las dimensiones éticas, como a la responsabilidad, porque la formación no sólo está en juego en el aprendizaje de los contenidos sino también en cómo nos implicamos en el proceso de aprender; en el sentido de honestidad; sabiendo que las maneras en que encaremos la formación es lo que nos podrá garantizar profesionales responsables.

Insistimos e invitamos a enriquecer la confianza de nuestros vínculos pedagógicos, tan importante para encontrarnos en la diversidad y fortalecer nuestros acuerdos de convivencia.