Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados en el año 2000 por Naciones Unidas se vincula con “promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de las mujeres”. Dicho objetivo se vincula con la alarmante realidad de que las desigualdades de género se encuentran presentes en infinidad de ámbitos y niveles del cuerpo social. El campo de la movilidad internacional no está exento de esta realidad. Allí, la brecha entre varones y mujeres en el acceso a becas y apoyos para la movilidad es sistémica y preocupante. PwC (2019) ha realizado una investigación con 134 ejecutivos/as de movilidad internacional y 3937 profesionales de 40 países (lamentablemente no se cuenta con datos sobre Argentina, aunque sí de otros países de América Latina). Los datos revelan que el 71% de las mujeres entrevistadas desea trabajar en el exterior durante su carrera profesional. Pero actualmente las mujeres sólo representan el 20% de las movilidades laborales internacionales. Según el estudio, las causas se sitúan en la prevalencia de ciertos estereotipos. Por ejemplo, un obstáculo para la movilidad femenina se vincula con la creencia de que las mujeres con hijos/as no desean realizar movilidades laborales internacionales. No obstante, el estudio demuestra que el 41% de las participantes que afirma desear realizar movilidades internacionales son madres, comparado con un 40% de varones padres que afirman igual anhelo. A su vez, el estudio denuncia que sólo un 22% de las empresas analizadas desarrolla políticas específicas para promover la movilidad internacional de sus trabajadoras. Esta desventaja es claramente sentida por las mujeres: 62% de las mujeres contra 81% de los varones coincide con que las mujeres y los varones tienen las mismas oportunidades de obtener una asignación laboral internacional en la organización en la cual trabajan (al tiempo que 20% de mujeres y solo 3% de varones desacuerda plenamente con esta idea).

Las experiencias de movilidad internacional otorgan numerosos beneficios, no sólo en las trayectorias individuales de quienes las realizan, sino también en las propias instituciones de pertenencia de estas personas. A su vez, existe consenso mundial entre las universidades que entienden la internacionalización de la educación superior como un proceso y uno de los ejes fundamentales para el fortalecimiento institucional, una estrategia de mejoramiento de la calidad académica y una práctica inclusiva que puede extenderse a toda la comunidad universitaria. Transitar el desafío que supone el proceso de internacionalización de la educación superior hoy, implica diseñar políticas que reconozcan la brecha de género que existe en dicho ámbito, promoviendo para ello políticas con perspectiva de género. La igualdad de género en el campo de la movilidad internacional es importante para acompañar el crecimiento y desarrollo profesional de las mujeres, al tiempo que se constituye en un factor catalizador del liderazgo femenino en los ámbitos académicos, de gestión, de comunicación y de vinculación de la ciencia e innovación.

Lamentablemente, la Universidad Nacional de Córdoba no posee estadísticas con perspectiva de género en lo que concierne a la movilidad internacional de su comunidad educativa. Al respecto, una primera necesidad que busca abordar MeM es la de generar información empírica con perspectiva de género que posibilite un mejor diseño de las políticas públicas de la institución.

En relación con las tendencias actuales respecto de la participación de las mujeres en la educación internacional a nivel mundial y por regiones, existen estudios que muestran que, en términos generales, la matriculación de mujeres en la educación superior a nivel mundial ha crecido casi el doble que la tasa de matriculación masculina en las últimas cuatro décadas, principalmente debido a una mayor equidad y acceso, un mayor potencial de ingresos y el imperativo reconocido internacionalmente de reducir la brecha de género en todos los niveles educativos. Éste es el caso de un estudio de 2017 de la Oficina Internacional de Educación de Estados Unidos, con resultados aplicables a nivel mundial, que da cuenta de que las mujeres constituyen la mayoría del estudiantado de educación superior en 114 países, mientras que los hombres superan a las mujeres sólo en 57 países.  Cuando se trata de obtener su licenciatura, las mujeres han alcanzado la paridad con los hombres. Así mismo, el 56 % de mujeres frente a 44% de hombres tiende a obtener un título de maestría. Sin embargo, el mismo estudio indica que a pesar de este aumento, se ha observado que esto cambia a nivel doctoral, donde en general los hombres tienen muchas más probabilidades de obtener títulos de doctorado (56% frente a 44%). Una excepción interesante la constituyen algunos países de América Latina y el Caribe donde el proceso es inverso.

El mismo estudio sostiene que si bien es posible considerar que a mayor matriculación de las mujeres en la educación superior, mayor participación en la movilidad académica mundial, el ritmo de ese incremento ha sido lento, si tenemos en cuenta que entre 1999 y 2012 el porcentaje de mujeres que aspiraban a continuar sus estudios en el extranjero aumentó sólo del 44 al 48%. Por otra parte, se atribuye el crecimiento de la movilidad internacional de mujeres a la mayor paridad de género en el mundo y a programas específicos de becas que brindan oportunidades para que mujeres y otros grupos subrepresentados puedan realizar estudios avanzados fuera de sus países de origen.

Se identifican diversos factores que dan impulso a la movilidad internacional de mujeres. Por una parte, el desarrollo económico de los países de ingresos medios, particularmente en Asia, ha sido un factor importante para impulsar la movilidad de salida de estudiantes de países y regiones, especialmente de China e India. La mayoría de los/as estudiantes internacionales provienen de ciudades en rápida expansión en mercados de gran crecimiento. Este gran crecimiento económico también ha aumentado la probabilidad de que las mujeres continúen su educación en sus países de origen, así como que estudien en el extranjero. Por otra parte, el aumento de las oportunidades educativas en el extranjero para mujeres ha influenciado el hecho de que cada vez más mujeres busquen formación de calidad o especializada fuera de su propio país. A su vez, en países como Irán donde a las mujeres se las margina fuertemente a la hora de estudiar muchos campos STEM, cada vez más mujeres iraníes optan por estudiar en el extranjero para obtener acceso a disciplinas que no puede seguir en su país de origen. Por último, otro factor es el cambio en las dinámicas culturales, en los roles relacionados al género y a la emancipación de la mujer respecto de su rol familiar, su independencia y empoderamiento.

Las investigaciones muestran que los programas tienden a brindar una oportunidad para la igualdad de acceso a la educación superior en comunidades que tradicionalmente pueden favorecer a los hombres. Por otro lado, existen fundaciones que se centran en fortalecer capacidades de liderazgo en mujeres, a partir de brindar capacitación y oportunidades de estudios académicos avanzados en el extranjero. Además, existen programas que abordan específicamente las brechas de género en torno al desarrollo académico internacional brindando oportunidades a las mujeres en relación con las responsabilidades del entorno familiar que en general son sostenidas por mujeres. Y más aún, los programas específicamente se proponen fortalecer la presencia de las mujeres en los campos científicos a través de impulsar foros y conferencias profesionales internacionales y de crear comunidades de profesionales que comparten un propósito común y redes de apoyo.

En este marco, MeM se propone incidir sobre estos ejes de acción:

1) INFORMACIÓN SITUADA Y RELEVANTE

MeM busca, en primer lugar, colaborar en la generación de información empírica que identifique los problemas principales que enfrentan las mujeres en el campo de la movilidad internacional, al tiempo que pueda recuperar los anhelos y experiencias de movilidad de las mujeres de nuestra comunidad educativa. Para ello, se proponen las siguientes acciones:

* Efectuar un análisis con perspectiva de género de la información estadística de la UNC en torno a movilidades internacionales.

* Generar investigaciones en la comunidad educativa de la Facultad de Psicología que posibiliten identificar aspiraciones y experiencias previas de movilidad internacional, así como obstáculos identificados por las mujeres para su inserción en dicho campo.

2) DEMOCRATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN

Por otra parte, MeM apunta a generar una plataforma que posibilite democratizar la información vinculada con convocatorias a becas y movilidades internacionales, especialmente aquéllas especialmente dirigidas a mujeres, con el objetivo de mejorar la participación de las mujeres en todas las iniciativas relacionadas. Al respecto, se busca aumentar la movilidad internacional femenina a partir de ofrecer información y asesoramiento para las postulaciones. Así, se programan las siguientes acciones:

   * Sistematizar y difundir en la plataforma MeM (web institucional psyche) información concerniente a becas y movilidades internacionales, así como todo evento, curso, actividad, capacitación, opciones de formación académica, convocatorias a pasantías, prácticas y voluntariados, especialmente destinados a mujeres.

* Compartir en la plataforma MeM lecturas y enlaces de interés vinculados con la temática de la iniciativa.

* Ofrecer asesoramiento personalizado para la postulación de mujeres de la Facultad de Psicología a este tipo de convocatorias.

——-

Bibliografía de referencia

Bhandari, Rajika (2017). Women on the Move: The Gender Dimensions of Academic Mobility. IIE Center for Academic Mobility Research & Impact Institute of International Education. Disponible en: https://www.iie.org/Research-and-Insights/Publications/Women-on-the-Move-The-Gender-Dimensions-of-Academic-Mobility

UNESCO. (2016). UNESCO eAtlas of Gender Inequality in Education. Disponible en: http://tellmaps.com/uis/gender/#!/tellmap/79054752

UNESCO. (2010). Global Education Digest 2010. Comparing Education Statistics Around the World. 2010. Disponible en: http://www.uis.unesco.org/Library/Documents/GED_2010_EN.pdf

UNESCO. Gender Equality in Education. Disponible en:  http://uis.unesco.org/en/topic/gender-equality-education

Revista FORUM de la European Association for International Education EAIE. Disponible en :  https://www.eaie.org/our-resources/library/publication/Forum-Magazine/2018-spring-forum.html